Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2009

Gesta Maximalista - Borges Ultraista

GESTA MAXIMALISTA

Desde los hombros curvos
se arrojaron los rifles como viaductos
Las barricadas que cicatrizan las plazas
vibran nervios desnudos
El cielo se ha crinado de gritos y disparos
Solsticios interiores han quemado los cráneos.
Uncida por el largo aterrizaje
la catedral avión de multitudes quiere romper las amarras
y el ejército fresca arboladura
de surtidores-bayonetas pasa
el candelabro de los mil y un falos
Pájaro rojo vuela un estandarte
sobre la hirsuta muchedumbre extática.

La literatura bifronte - Alfredo Rubione

Imagen
En la decada del ochenta nace una revista llamada Xul signo viejo y nuevo, se autodefinía como "una revista que se centra en sobre la Poesía, que trata de llevar adelante los problemas que ella presenta y dar una vía de expresión a la nueva actividad poética argentina". Se autodefinía, dije, porque Xul publicó 12 número en un lapso que va desde octubre de 1980 a octubre de 1997. Aún así hoy por hoy pueden leerse sus textos desde la página que el Boston College le dedica.

Además de ese enlace les un artículo que Alfredo Rubione escribe sobre la poesía de Girondo y uno en el que Fogwill hablá sobre la especificidad del lenguaje poético.

Los pichiciegos - Fogwill

Imagen
"Los pichis": fue una mañana de bombardeo. Estaban en la entrada y en la primera chimenea y nadie se animaba a bajar al almacén, porque la tierra trepidaba con cada bomba o cohete que caía contra la pista, a más de diez kilómetros de allí. El bombardeo seguido asusta: hay rui­do y vibraciones de ruido que corren por la piedra, bajo la tierra, y hasta de lejos hacen vibrar a cualquiera y asustan. Algunos se vuelven locos. Fumaban, quietos. El Ingeniero calculó:—Si se derrumba la chimenea, el que esté abajo, en el al­macén, se hace sandwich entre las piedras...Entonces nadie quería bajar. Tenían hambre. Con toda la comida amontonada abajo, igual se lo aguantaban.Fumaban quietos. Seguían las explosiones, las vibracio­nes. A veces se oía una explosión y no vibraba. Otras veces vibraba y nada más, sin escucharse ruido. ¡Qué hambre!—¡Qué hambre! —dijo uno.—¡Con qué ganas me comería un pichiciego! —dijo el santiagueño.Y a todos les produjo risa porque nadie sabía qué era un pichici…

Encuentro de estudiantes de letras

Imagen
Aunque esta fue su quinta edición, en Lomas casi no se tiene noticia de su existencia. ¿De qué estoy hablando? Del "V encuentro de estudiantes de letras" que se desarrolló en la Universidad nacional del Comahue, Neuquén, los días 17, 18 y 19 de septiembre.

Acá les dejo un archivo que contiene las ponencias. Es cierto que faltan algunas y, por otra parte, algunas están en su versión Beta, ya que muchos las modificaron despues de mandarlas. Para descargarlas hacé click acá.

El próximo, se realizará en la ciudad de Rosario. Veremos si asiste el primer grupo de representante de la universidad de lomas.

Cartas - Horacio Quiroga V

Octubre 10 de 1935

Querido Estrada: Mucho me he enternecido con su fraternal ayuda. Debe de haber sido muy transparente —para Ud. — mi situación y el de¬sánimo consiguiente, para que Ud. haya oído gritar donde yo sólo creía hablar.

No sé si Ud. recuerda el caso de aquel ro¬mano, sobre cuya palabra un amigo había jugado y perdido una suma. Recibida la carta con el peti¬torio de dinero, aquél contestó: "Te mando las cien dracmas que perdiste, y cien más por haber tenido fe en mí".

Cosas como éstas, Estrada, se ven a veces, y felices nosotros, Ud. y yo, que podemos verlo.

Calculo que a fines de noviembre —fin de año, pongamos— tendré ocasión de ejecutar la primera parte de la precitada carta. Y ahora re¬cuerdo que Leonardo Glusberg me acaba de asegu¬rar remisión de fondos pedagógicos para fines de noviembre, a más tardar. Seguro, pues.

Ahora Ud. Yo creo, y tengo la convicción ple¬na de ello, que a Ud. le hace falta cambiar de am¬biente, transitoriamente, desde luego. Yo mido bien la…

Cartas - Horacio Quiroga IV

Setiembre 26 de 1935Querido Estrada: Acusorecibo de la suya del 10, y contesto con lápiz, más fácil que la pluma, pues la cinta de la máquina parece una arpillera.He aquí que he escrito hoy —ahora— 4 o 5 cartas que debía haber contestado hace tiempo, y recién me siento desahogado al escribirle a Ud.Su carta me ha halagado mucho por lo que tiene de amistad confiada. ¡Hay tan poca, tan poca gente en el mundo (nuestro, por lo menos), para poder escribir con amplia libertad! Hoy precisa­mente acabo de tener disgustos con almaceneros a quienes debo tres meses de provista. He ofreci­do a uno y otro pagarés para fin de año, si des­confían de mi honrado pagar. Ambos han recha­zado la oferta, pero considerándose con ello pro­tectores míos, ellos que tiempos atrás me metían por las narices sus artículos. Estas cosas de orden económico me hacen un daño atroz. Si fuera yo solo, echaría todo al diablo y me iría a vivir contra un árbol con un pedazo de pan. Pero hay familia, hay el maldito deber de…

Monstruos del espíritu humano - Gustavo Faverón Patriau

Imagen
En su entrada del día 22 de septiembre, Gustavo Faverón Patriau publicó un artículo sobre Horacio Quiroga que me gustaría compartir con ustedes. Aquí les va.

Monstruos del espíritu humano


Algo sobre la locura y Horacio Quiroga

Entre todos los cuentos que nacieron de la aguda y oscura imaginación del uruguayo Horacio Quiroga, es difícil encontrar uno que sea tan inmisericordemente trágico como la vida de su autor.

Es conocida la hilera de desgracias que se entretejió en su existencia: el padre, muerto de un escopetazo accidental apenas nacido el futuro escritor; el padrastro, muerto por mano propia; el mejor amigo, muerto por un disparo azaroso del mismo Horacio; los dos hermanos, muertos en una epidemia de tifoidea; la esposa que se suicidó ante la negativa de Quiroga de abandonar la selva para vivir en la ciudad; el diagnóstico del cáncer avanzado; el suicidio de Quiroga en 1937.

Un año después de su muerte, más suicidios: sus dos cómplices literarios, uno de ellos su amor imposible, Alfo…

Cartas - Horacio Quiroga III

Carta Número 3

Setiembre 7 de 1935

Querido Estrada: Va también para rato que le debo carta. También yo me machuco los dedos sin motivo, y el gobierno del Uruguay me machuca des¬de hace 17 meses sin pagarme lo que me debe, motivo por el cual me cercan más trastornos eco¬nómicos de los debidos.

Ciertamente, la repetición de su nombre en EL HOGAR me ha traído en los últimos tiempos su recuerdo, siempre tan caro a nosotros. Agregue la circunstancia de que he recibido en estos días últi¬mos carta de Glusberg con el envío de un libro que estoy leyendo con gran placer: ([…]) LIBRO ([...]) EL LIBRO DE SAN MICHELE (también esta máquina me enloquece), de Axel Munthe, autor que desconocía. Tengo además curiosidad de saber las impresiones de Glusberg sobre sus andanzas.

¿Y Ud.? Si Ud. logra recoger el hilo epistolar, como es justo que nos una, yo no lo soltaré más. Cuénteme por dónde van sus actividades actuales. Las mías por la madre tierra siempre.

Muchos saludos de casa para Uds., y un fuerte abraz…

Cartas - Horacio Quiroga II

Abril 24 de 1933
Querido Estrada: Tardía su carta, pero bien llegada. Llegué a temer que por unas de esas tantas cosas hubiera un malentendido entre nosotros. Pláceme extraordinariamente que así no haya sido.
Tuve, en efecto, sinsabores de orden econó­mico que he salvado con una merma de 70% en contra. Me han vuelto a nombrar cónsul, mas ho­norario, a efectos de la jubilación. Esto me dejará $ 130, más o menos, más bien menos. Poca cosa, que servirá de base para el resto del capital nece­sario que se obtendrá con la pluma. Maldita cosa.
Con esto de la pluma anduve también con quebrantos nutridos. También en este renglón su­frí una merma semejante a la considerada por el gobierno uruguayo, pues de $ 350 bajé a 100 por relato. Más: Crítica se hartó de mi colaboración con la tercera enviada, que no publicó y tuve que rescatar con dificultad. Pasé a El Hogar, que temo se harte también a la brevedad. Es digno de notar el carácter feminista —femenino mejor— de nuestras revistas. Queda por suer…

Cartas - Horacio Quiroga

Imagen
Hoy comienzo con la publicación de las cartas que Horacio Quiroga le escribió a Ezequiel Martínez Estrada, en agosto de 1934 y febrero de 1937. Además, les dejo el link para descargarse Cuentos de la selva, libro que contiene ocho relatos: La tortuga gigante, Las medias de los flamencos, El loro pelado, La guerra de los yácares, La gama ciega, Historia de dos cachorros de coatí y dos cachorros de hombre, El paso del Yabebirí,La abeja haragana.Agosto 19 de 1934
Querido Martínez Estrada: Recibí en momen­to oportuno su Radiografía de la Pampa. Digo oportuno, porque es común y habitual que se nos envíe libros a los dos meses de aparecidos, no obs­tante la dedicatoria urgida. Tuve, con la lectura del suyo, el placer que pregustaba alguna vez en compañía de Ud., cuando charlábamos del musicismo criollo y demás. Infinidad de motivos hay en su obra para que ella confirme la estimación, el afecto y la admiración que tengo por su autor. Co­sa, por lo demás, que ambos sabíamos. El país tie­ne por…

Edgar Allan Poe - Imágen

Imagen
Edgar Allan Poe (Boston, 19 de enero de 1809 - Baltimore, 7 de octubre de 1849) fue un escritor, poeta, crítico y periodistarománticoestadounidense, generalmente reconocido como uno de los maestros universales del relato corto, del cual fue uno de los primeros practicantes en su país. Fue renovador de la novela gótica, recordado especialmente por sus cuentos de terror. Considerado el inventor del relato detectivesco, contribuyó asimismo con varias obras al género emergente de la ciencia-ficción. (Fuente: wikipedia).









La foto ha sido publicada en: http://www.arteyfotografia.com.ar/5601/fotos/80566

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Vencedores Vencidos por Ignacio Iván

Imagen
Dicen que: " Que la única lucha que se pierde es la que se abandona”. También dicen que "Los verdaderos héroes son los nunca abandonan".
En tiempos difíciles es necesario (a lo largo de la historia en toda la faz de la tierra) creer en algún héroe, volcar las esperanzas en una sola persona, podría decir algún refutador de leyendas que los héroes solo se aprovechan de una oportunidad.
Siendo más sensible opino que la verdadera actitud tiene nobles motivos y no es propia de un vil oportunista. Los héroes más valiosos y destacados empiezan con todas las de perder y son los que llevan a los oprimidos y maltratados hasta una posición mas feliz.
Algunos ejemplos para citar son:
*Moisés (entendiendo que 40 años vagando por el desierto no es tan alegre que digamos),
*El Cid campeador (sin animo de disputas, creo que a la corona española se le fue la mano en la etapa "mas feliz")
*El rey Arturo (héroe ¿mítico? britano)
*Robin Hood (ladrón que robaba a los ricos para darles a …

Osvaldo Lamborghini - Correspondencias

Correspondenciases un blog que" publica de forma aleatoria, es decir sin seguir un orden cronológico, cartas y textos del escritor Osvaldo Lamborghini.

Para leer un poquito más de y sobre Lamborghini podés hacer click acá.

Salvador Dalí - Imágen

Imagen

Un perro andaluz. Dalí - Buñel

Un perro andaluz es un cortometraje surrealista de 17 minutos, escrito, producido, dirigido e interpretado por Luis Buñuel en 1929 con la colaboración en el guión de Salvador Dalí.

Borges

Imagen
Jorge Francisco Isidoro Luís Borges (1899-1986) es, en el marco histórico del siglo veinte, el escritor más importante de la literatura argentina, puede, sí, no ser el que más el escritor más popular, puede no ser el que le gusta a mi madre (ayer me sorprendió, le gusta Hidalgo), puede no ser peor que ninguno. No mia la tarea de juzgar ni comparar, por otro lado, hacerlo es innecesario. A uno le gusta o no, pero si se quiere saber qué era de la literatura argentina en el siglo XX y, quizás, qué era del pensamiento argentino, Borges es uno de los infaltables.

Biografismo aparte, que también entiendo como innecesario, paso a enumerar algunas de esas obras que publicó y pueden ser encontradas en internet.




Fevor de Buenos Aires

Cuaderno San Martín

La supersticiosa ética del lector

La postulación de la realidad

Hombre de la esquina rosada

Tlön, Uqbar, Orbis, Tertius

Pierre Menard, autor del Quijote

Las ruinas circulares

La lotería en Babilonia

Examen de la obra de Herbert Quain

La biblioteca de Babel

E…

Prefacio de Cromwell - Victor Hugo

Prefacio de Cromwell
A MI PADRE
Victor Hugo1827
El drama que damos a luz no lleva en sí nada que lo recomiende a la atención y a la benevolencia del público; no tiene, para atraer sobre él el interés de los hombres, políticos, la ventaja del veto de la censura administrativa, ni para inspirar simpatía literaria a los hombres de buen gusto, el honor de que lo haya rechazado oficialmente el infalible comité de la lectura. Se presenta ante el público solo, pobre y desnudo, como el enfermo del Evangelio, solus pauper nudus. Después de titubear mucho tiempo, el autor del drama se decidió a recargarle con notas y con prólogos, y ambas cosas son ordinariamente indiferentes para los lectores. Éstos se enteran más del talento del escritor que de su modo de ver, y sea la obra mala o buena, no les importa sobre qué ideas se asienta ni en qué capacidad ha germinado. Nadie visita los sótanos de un edificio después que ha recorrido las salas, y el que come la fruta del árbol no se acuerda de sus raí…