Entradas

Mostrando entradas de junio, 2011

Diáogo entre Shaka y Buda

Imagen
Buda : ¿Nuevamente con estas dudas, Shaka? Apenas eres un niño que, como cualquier otro, debería estar immerso en la inocencia y la felicidad. ¿La necesidad de conocer lo que se abate sobre el hombre es tan fuerte hasta el punto de querer sacrificar la inocencia de tu edad Shaka?
Shaka : ¡Sí, yo deseo conocer la razón del sufrimiento!

Buda : Pues bien, te la contaré. Shaka, nada es eterno. A pesar de que el hombre consiga alcanzar sus sueños, él nunca tendrá todo lo que quiere al mismo tiempo y para siempre, por lo que el ser humano desenvuelve su imaginación y vive en un mundo de sueños y deseos que nunca se volverá realidad. Este hecho genera todo tipo de sufrimiento. Esa realidad es el infierno al cual el hombre teme. Esta es la Primera Gran y Noble verdad. ¿Lo entiendes ahora Shaka?

Shaka : Pero, Buda-Sama, si todo el sufrimiento procede de eso ¿no tiene relación con las guerras y masacres? Ellas traen sufrimiento, pero ¿ellas también provienen de los deseos?

Buda : Exacto. Eres …

Para hacer un poema dadaísta - Tristan Tzara

Para hacer un poema dadaísta
    Tome un periódico.
    Tome unas tijeras.
    Elija en ese periódico un artículo que tenga la extensión que usted quiere darle a su poema.
    Corte el artículo.
    Corte en seguida con cuidado cada una de las palabras que constituyen ese artículo y métalas en una bolsa.
    Agite suavemente.
    Extraiga luego cada trozo, uno tras otro, en el orden en que salen de la bolsa.
    Copie concienzudamente.
    El poema será la viva imagen de usted.
    Y usted será un escritor infinitamente original y de una sensibilidad exquisita, aunque el vulgo no lo comprenda.

Tristan Tzara fue el fundador del movimiento dadaísta, que se originó en Zurich (Suiza) en 1916. Este poeta y ensayista, nacido en Rumania en 1896, escribió los Siete manifiestos dadá, que tenían un espíritu nihilista. Dadá como palabra no significaba nada en especial. Una puesta de su obra teatral El corazón a gas (1922) marcó su ruptura con los llamados dadaístas franceses que…

Vendrá la muerte y tendrá tus ojos - Cesare Pavese

Vendrá la muerte y tendrá tus ojos Vendrá la muerte y tendrá tus ojos—
esta muerte que nos acompaña
desde el alba a la noche, insomne,
sorda, como un viejo remordimiento
o un absurdo defecto. Tus ojos
serán una palabra inútil,
un grito callado, un silencio.
Así los ves cada mañana
cuando sola te inclinas
ante el espejo. Oh, cara esperanza,
aquel día sabremos también nosotros
que eres la vida y eres la nada. Para todos tiene la muerte una mirada.
Vendrá la muerte y tendrá tus ojos.
Será como dejar un vicio,
como ver en el espejo
asomar un rostro muerto,
como escuchar un labio cerrado.
Descenderemos al abismo mudos.
Cesare Pavesenació en un pueblo de Piamonte en 1908. Pasó gran parte de su vida en Turín, donde se doctoró en Letras. Enseñó en colegios, y realizó traducciones y artículos que dieron a conocer en Italia a Melville, Faulkner, Twain, entre otros. En 1933 comenzó a trabajar para el editor Einaudi, y se vinculó con un grupo de intelectuales antifacistas vigilados por la pol…

Trabajar cansa - Cesare Pavese

Trabajar cansa
Atravesar una calle para escapar de casa
lo hace sólo un muchacho, pero este hombre que anda
todo el día las calles, ya no es un muchacho
y no huye de casa. Hay en el verano
tardes en que las plazas se quedan vacías, tendidas
bajo el sol que ya empieza a ponerse, y este hombre que llega
por una avenida de inútiles plantas, se detiene.
¿Vale la pena estar solo para estar siempre más solo?
Callejear únicamente, las plazas y las calles
están vacías. Es preciso detener a una mujer
y hablarle y decidirle a que viva con uno.
Si no, uno habla solo. Por eso algunas veces
el borracho nocturno comienza a parlotear
y explica los proyectos de toda la vida. No es cierto que esperando en la plaza desierta
te encuentres con alguno, pero el que anda las calles
a ratos se detiene. Si fueran de a dos,
aun andando las calles, la casa ya estaría
donde aquella mujer, y valdría la pena.
Por la noche la plaza vuelve a quedar desierta
y este hombre que la cruza no ve los edificios
tras las l…

Todas las cartas de amor son... - Fernando Pessoa

Fernando Pessoa nació en Lisboa en 1888. A los cinco años quedó huérfano de padre, y a los siete, habiéndose casado su madre con un diplomático, se trasladó a Durban (Sudáfrica). Estudió en inglés, se familiarizó con Milton, Keats, Shelley, y sobre todo con Shakespeare y Poe (a quien tradujo). En 1905 regresó a Lisboa y comenzó a estudiar Letras y colaborar en revistas literarias de vanguardia. Desde 1908 trabajó redactando correspondencia para varias compañías comerciales. Entre 1912 y 1914 empezó a gestar (o ser médium de) sus heterónimos, cada uno con su personalidad y estilos característicos: Alberto Caeiro (poeta bucólico casi taoísta), Ricardo Reis (decadentista clásico y pagano), Álvaro do Campos (vanguardista nervioso, mórbido y melancólico), Bernardo Soares (autor del Libro del desasosiego). Murió en Lisboa en 1935 de un cólico hepático causado por la cirrosis.

Cuestiones de ENEL - Uncuyo 2011

Gisella Ferraro (UNCuyo), compañera del ENEL, nos acercó el siguiente documento previo a la II Circular que al parecer estará en circulación en los próximos días. Se las dejo acá abajo para que la lean y vean qué les parecen las propuestas.