El árbol del lenguaje en otoño - Andrés Anwandter

NOSTALGIA DE COSAS QUE NO HE VIVIDO

Como la vida privada de los árboles
(o de los náufragos): aferrado a estas palabras
en el océano como una mesa
cubierta de partituras, y un barco
navegando en los ojos, escribo:
una imagen absurda que se confunde
con la nostalgia de cosas que no he vivido,
como la vida privada de los árboles
o de los náufragos.

LAS UVAS

Un racimo de besos, el verso
no alcanza a compararse en su transcurso
más que a sí mismo, dulce y numeroso
como un puñado de pasas,
........................................... tus besos
se arrugan lentamente en las palabras
del verso con que intento compararlos.

EL TEMPLO

Tu aliento es la humedad que necesito
para hacer crecer el nombre de una planta
entre las ruinas de este templo: el poema
de tus ojos, un ensayo aún tembloroso
de comparar esas pestañas con helechos.

LA INSPIRACIÓN

El inútil corazón de las palabras
late inútilmente otra vez: una figura
que no alcanza a bombearse a sí misma
la sangre que repita el hastío, el inútil
corazón de las palabras exhalando

su postrera expiración.

Condenado a un oficio menor, como barrer
los pasillos que abandonan las palabras
maldigo a mis patrones entre dientes,
entre versos que no alcanzan a roer
la estructura de este viejo edificio: el poema
en que trabajo hace unos meses con desgano.

---

Tomado de: http://www.letras.s5.com/aa060305.htm

El árbol del lenguaje en otoño. Andrés Anwandter. Santiago de Chile: Dossier, 1996 (25 hojas sueltas)


Comentarios

Entradas populares de este blog

Edgar Allan Poe, el padre del terror.

Autobiografía Humorística - Roberto Arlt

No corras que es peor - Marcelo Birmajer