Coraline de P. Craig Russell

En 2008, Philip Craig Russell, un escritor e ilustrador norteamericano reconocido por su trabajo relacionado a las novelas gráficas, adaptó la novela Coraline de Neil Gaiman. En 2009, fue traducida y publicada por Roca Editorial. 

Coraline es una de esas obras que, al leerlas, realmente dan miedo. Coraline Jones se aburre en la mansión en la que vive. En realidad, su familia sólo ocupa uno de los departamentos en los que se dividió el edificio. Sus vecinos, dos señoras que nunca pronuncian bien su nombre y un señor de bigotes que dice tener un circo de ratones, ocupan los otros. Hija única de una pareja que parece prestarle poca atención, sólo encuentra algo de diversión explorando el enorme jardín, lleno de maleza, que rodea su casa. Allí, lo único interesante parece ser un gato algo arisco. Dentro de la casa, una falsa puerta que sólo conduce a una pared llena de ladrillos.

Un día, como si los ladrillos nunca hubiesen estado allí, Coraline abre esa puerta y la atraviesa; del otro lado, un mundo con todo lo que ella quiere: padres que jueguen con ella y que le permiten hacer lo que desea, comida sabrosa y un cajón repleto de juguetes.

Sin embargo, hay un problema. Esos otros padres quieren que Coraline se quede allí, con ellos, para siempre. Para eso, sólo tiene que aceptar coserse unos botones en los ojos. Coraline rehúsa hacerlo. No sólo no quiere perder su vista, tampoco puede abandonar a sus padres. Entonces, vuelve a atravesar la puerta. 

Al poco tiempo, descubre que las cosas andan mal. Su "otra madre" ha secuestrado a sus padres y ella tendrá que enfrentarse a ella para volver a su vida: aburrida, normal, pero con sus legítimos padres.
A diferencia de la adaptación fílmica que se hizo de Coraline, la novela gráfica da miedo. Es posible que la diferencia radique en las ilustraciones de Craig Russell mucho más realistas que las de la película. Es que el miedo sólo nos atrapa cuando sentimos que lo que se nos cuenta puede o pudo pasarnos a nosotros. El terror juega con lo cotidiano. 

Coraline es la historia de una niña que pierde a sus padres y luego los encuentra, sí, pero también es algo más. Es una aventura que nos interpela y nos dice que no siempre podremos tener lo que queremos; que, a veces, tendremos que hacer cosas por quienes queremos que ellos nunca podrán reconocer y que ser valiente no es no tener miedo, sino enfrentarlo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Edgar Allan Poe, el padre del terror.

Autobiografía Humorística - Roberto Arlt

No corras que es peor - Marcelo Birmajer