El juego de las ventanas de Izzy Abrahami


Tapa y contratapa de la edición de EMECE, 1973.
De Izzy Abrahami se sabe muy poco. En abril de 1973 publicó una novela titulada The game, rápidamente (febrero de 1974) publicada bajo el sello editorial de EMECÉ, con una tirada de 8.000 ejemplares y con una muy buena traducción de Marta Isabel Guastavino, bajo el nombre, algo más explicativo, de El juego de las ventanas. La novela, primera de una obra que, en apariencia, no fue muy extensa, supo también ser traducida al francés, alemán y al hebreo. Nada hacía pensar que, 40 años más tarde, el hombre sería prácticamente un anónimo.

Lectores como Israel Horovitz, Marshall McLuhan y Anthony Burgess le dieron su aprobación. Una cita del último de ellos aparecía en la cubierta de la primera edición, en inglés, de El juego de las ventanas: «He leído esta novela con placer y admiración. Es preciosamente artificiosa, ingeniosa, económica y totalmente convincente. Es también, inteligente y civilizada, y... debe ganarse un asombrado aplauso».

Muerto en 2013, Abrahami sólo parece haber dejado un grupo de amigos/socios que lo recuerden. El blog antvprod.blogspot.com, perteneciente a la productora que ese mismo año comenzó junto a Erga Netz, resulta ser el único lugar en el que se puede conseguir algún tipo de información. En él, se nos dice que Izzy (Isidore) Abrahami fue, además de escritor, arquitecto, diseñador de video juegos, artista gráfico, periodista, y cineasta: un típico renacentista, pero de nuestra era.

Él y su novela, seguramente, pasarán al olvido. No tanto porque su obra no valga la pena, sino porque el común olvido ha dado con ella. En inglés, hay una página que, bajo el lema de "donde los libros olvidados son recordados", intenta reguardar libros como los de Abrahami. Así, a lo poco que hay escrito y publicado en ANTV y The Neglected Books Page se reduce toda la información accesible sobre este hombre que escribió una de las obras más interesantes y cómicas que haya leído en los últimos tiempos.

La tapa de la edición francesa muestra
muy bien en qué consiste el juego.
¿Y la obra? El juego de las ventanas es una novela humorística. Hoy en día hace recordar, en algún momento ser voyeur no era tan común y la gente tampoco buscaba exponerse tanto.


La narración comienza con un hombre que mira a través de la ventana de su departamento hacia las ventanas del edificio frente al suyo. Al poco tiempo, se encuentra desarrollando una serie de reglas que le permitan empezar un juego con el que comienza a predecir lo que sucederá a partir de los patrones de comportamiento de sus vecinos. Cuando, primero, se extiende a su esposa y, luego, a sus vecinos; el juego crece y se torna más y más complejo, pero también más insidioso, hasta el punto tal de que empieza a consumir el tiempo y las vidas de todos ellos.

A partir de ello, Abrahami construye una entretenida caricatura de la sociedad de su tiempo, pero que más de cuarenta años después resulta incluso más actual.

La novela es extraordinariamente cómica, con muy pocos momentos descriptivos y gran preeminencia de acciones y diálogos de personajes paranoicos y obsesivos, la lectura se torna más que ágil y, lamentablemente, la novela se termina pronto. Es, en definitiva, una obra que nos permitirá reírnos de nosotros mismos y de nuestros hábitos; así como nos permitirá reflexionar sobre algunas de nuestras convenciones y sobre cómo ellas mutan con el paso del tiempo y con el cambio de nuestras prácticas.

Comentarios

  1. Respuestas
    1. El libro es prácticamente inconseguible, pero he visto una publicación de venta en Mercado Libre.

      Te dejo el enlace a la página: http://articulo.mercadolibre.com.ar/MLA-564731026-el-juego-de-las-ventanas-izzy-abrahami-a3-_JM

      Espero que te sirva.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Autobiografía Humorística - Roberto Arlt

Edgar Allan Poe, el padre del terror.

No corras que es peor - Marcelo Birmajer