¿Por qué escribir?

Recientemente, la gente de Literatura Errante nos invitó a pensar sobre el interrogante con el que titulo la entrada. Los dos primeros abordajes al tema estuvieron a cargo de Gian Franco Blanco y de María Belén Michelángelo. En su tercera entrega, me invitaron a mí.

Aquí abajo les dejo la introducción a esa breve reflexión que escribí para compartir con la gente de Literatura Errante y, así mismo, los invito a pasar a leer su blog.

Preguntarse “por qué hacer x” supone insertarse en la búsqueda de aquello que lo motiva. En ese sentido, asumir el interrogante “¿Por qué escribir?” implica que aceptemos que hay un motivo para desarrollar esa práctica y que, quizá, si lo explicitamos ya no parecerán absurdas las páginas que llenan los novelistas ni vanos nuestros intentos por conseguir, al menos, una línea decente. En cambio, no escribir carecerá de justificación.

El problema, como siempre, es múltiple; pero aceptemos estas dos caras como sus dos mejores expresiones: por un lado, la obviedad de que no existe un único motivo que nos impulse a tomar la pluma; por el otro, el hecho de que no deberíamos aceptar que todos pensamos lo mismo cuando leemos la palabra escribir.

Para seguir leyendo, visite la siguiente entrada.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Autobiografía Humorística - Roberto Arlt

Edgar Allan Poe, el padre del terror.

No corras que es peor - Marcelo Birmajer