Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como libros

Miles de libros antiguos arruinados por negligencia en obra de peatonal

Imagen
Más de 1.000 libros completamente arruinados y 15.000 volúmenes en estado de humedad y con hongos es el triste saldo de una serie de inundaciones que comenzaron hace dos meses en el sótano de la librería anticuaria Helena de Buenos Aires en pleno microcentro porteño, un legendario establecimiento víctima de las obras de peatonalización de la calle Esmeralda.
En la vidriera de libros antiguos del negocio ubicado en Esmeralda 882 -la planta baja de un edificio declarado Patrimonio Histórico de la Ciudad y donde funcionó durante 50 años la emblemática librería anticuaria L'Amateur- asoman dos carteles gigantes, hechos a mano con fibrón: "Esta librería se inundó nueve veces por la negligencia de la obra de la peatonal. Ni a Macri, ni a Lombardi, ni a la empresa Dalco S.A. les importa nada", reza uno. 
Fuente:Télam.

"Leer es Futuro": 21 libros de nueva narrativa, ilustrados por jóvenes dibujantes.

Imagen
El Ministerio de Cultura de la Nación lanza “Leer es Futuro”, la colección de narrativa integrada por 21 libros con cuentos de 18 escritores noveles, ilustrados por jóvenes dibujantes, con el objetivo de difundir sus obras, fomentar la lectura y federalizar la palabra.
Los libros se distribuyen en las diferentes actividades culturales que realiza el Ministerio en todo el país y también pueden descargarse aquí:

No corras que es peor - Marcelo Birmajer

Imagen
Seis cuentos de terror componen este libro. El primero, "No corras que es peor", es sencillamente genial. Un día, todos los perros de la ciudad comienzan a atacar a las personas, ¿qué harías ante una situación así? En cualquier momento, un caniche puede atacarte por la espalda y un pequinés morderte los ojos. O, por qué no, un collie arrancarte la cabeza. Mejor no andar caminando solo por la calle; pero si te ves ante esa situación, recordá: "No corras que es peor".
Todos se desarrollan en un Buenos Aires más o menos actual, según el cuento, pero siempre reconocible. Sin embargo, una atmósfera de extrañeza se mezcla en ese verosímil mundo ficcionario.
Si bien los cuentos están orientados a un público juvenil o, incluso, a docentes de secundarios; la narración ágil y reflexiva puede disfrutarse más allá de esa franja etaria y, sobre todo, más allá del interés didáctico.
Lo mejor de este libro, así como, para mí, lo de todo buen libro de terror —y pienso…