Entradas

Mostrando las entradas etiquetadas como literatura pascalina

Ramur

No existe, ellos lo saben, forma alguna de no olvidar. Su saber, del todo errado, es su fuente de poder. Lo saben: la memoria resguarda la verdad. La desmemoria es signo de debilidad, de muerte. El mundo es quien se debilita y muere.

La memoria aloja, entre otras verdades, la felicidad y el dolor. De la primera desconfían "engaña e introduce al olvido"; a la segunda, en cambio, creen poder anularla, pero "no basta ser valiente para aprender el arte del olvido" —expresó Ramur, mi guía, abatido por el recuerdo.

La verdad y el mundo, ello así lo interpretan, muere con cada uno de ellos. Tarea de eterna agonía (lucha) es la de no olvidar ni siquiera el dolor, para que el mundo no caiga en la fantasía, en lo irreal, en lo que ellos conocen como olvido, muerte.